Aprendiendo a entender la etapa adolescente: ¿mi hijo/a necesita ayuda?

Aprendiendo a entender la etapa adolescente: ¿mi hijo/a necesita ayuda?

¡Comparte este artículo!

La adolescencia es la etapa intermedia de crecimiento entre la infancia y la edad adulta. Resulta muy común encontrar a padres y madres preocupados por sus hijos/as adolescentes ¿por qué ocurre esto?

Pues bien, la adolescencia se caracteriza especialmente por períodos de inestabilidad. Es una etapa de cambios físicos, cognitivos, emocionales y sociales que se suele vivir como conflictiva. Es importante entender que los chicos/as lo están pasando mal, que están viviendo cambios que muchas veces son difíciles de afrontar. Ello, unido a la falta de experiencias vitales, la ausencia de criterios propios, la influencia que toman los amigos, la necesidad de pertenecer a un grupo y una personalidad todavía en proceso de construcción, suele provocar dificultades en la mayoría de los adolescentes que se manifiesta con comportamientos inestables y contradictorios.

Quizá a los lectores de este post les pueden sonar comentarios del tipo…“No me entiende”, “No sé cómo decirle las cosas porque parece que hace justo lo contrario a lo que le digo”, “Le castigo y no consigo nada”.

Por todo ello, se suele afirmar que la adolescencia no es una etapa fácil. Se trata por lo general de un periodo evolutivo en el que es habitual acudir a los amigos como apoyo en lugar de a los padres. Todo ello hace que a veces sea difícil detectar si tu hijo o hija necesita ayuda psicológica.
Pero hablamos de ¿rebeldía o de cambios normativos? ¿Todos los adolescentes necesitan acudir a terapia?

Es importante que los padres estén pendientes de los cambios y del estado de ánimo de sus hijos. Bien es cierto, que existen algunas situaciones por las que es necesario recibir ayuda profesional, sin olvidarnos que la mayoría de los cambios que experimentan los adolescentes forman parte de su desarrollo normal como personas.

Algunos indicadores de que el adolescente necesita ayuda psicológica son: cambios bruscos en el humor, mal comportamiento o malas notas en el colegio, dificultades con los amigos, síntomas físicos sin explicación médica, cambios en los hábitos, o dificultad para disfrutar de las cosas.

En Psicología Cemeresi cuando un adolescente acude a consulta realizamos una evaluación del problema teniendo en cuenta la etapa por la que está pasando. Tratamos al adolescente como un adulto para que sea él o ella quien aprenda a ser autónomo y a solucionar sus problemas. Pero no nos olvidamos de la coordinación con los padres y de que la implicación de los mismos es un elemento básico en el proceso terapéutico de sus hijos.



Call Now Button
Abrir chat